Lecciones de un perro adulto, Keitty

. Historias APAMaGueras

IMG-20150331-WA0071-1Cuando estudiaba en la Universidad llegué a pensar que la educación era cara, hasta que alguien me dijo que si la educación era cara imaginase lo cara que podía salir la ignorancia. Hoy debo reconocer, que lo que sentí cuando llegaste a casa, era absoluta ignorancia.
    Gracias a la valentía de Ingrid, nuestra infatigable compañera de viaje, que tanto nos cuida y nos mima a los dos, por traerte a casa y a tu tesón y fortaleza, puedo decir bien alto y orgulloso, lo que es compartir tu vida con una gordita de casi 15 años que me educa tanto. Puede parecer extraño que una perrita adulta eduque a un humano pero, sí, gordita, tú lo haces a diario.
    Recuerdo cuando llegaste a casa por primera vez, tu lenguaje corporal, tus ojos delataban miedo, andabas de un lado a otro sin sentido, sin rumbo y con la mirada perdida, quizás puesta en tus recuerdos, quizás en tus pensamientos de que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor, pero, ¿sabes qué,  gordita? Rápido te repusiste al cambio, rápido te adaptaste a tu nueva vida, rápido venciste tus miedos y a mi, gordita mía, me diste la primera lección. El miedo se vence si uno está dispuesto a vencerlo, que el cambio puede ser positivo y que las cosas negativas que nos ocurrieron en el pasado, no pueden regresar al presente para robarnos energía.
    La segunda lección que recibí de ti, qué importantísima a pesar de tus duras vivencias, a pesar de mis pequeños enfados contigo, me demuestras que más que un amor perfecto, se debe amar de verdad, sin esperar a recibir nada a cambio, que el amor debe ser sincero, puro y limpio. Cada mañana aunque te cueste levantarte de tu camita y aunque te haya regañado la noche anterior, me recibes con la más limpia de tus miradas, con el más puro de tus gestos, con el más sincero de tus besos. Corres a saludarme y darme los buenos días aunque tus huesitos frágiles te duelan. Por las noches no te duermes sin antes despedirte de Ingrid y de mi y ver que nos encontramos bien, y todo ello gordita, sin guardarnos ningún tipo de rencor, sin que pase ningún día en el que lo demuestras y queriéndonos tal y como somos.
    Otra lección que me enseñaste pequeñaja es que para vivir, es obligatorio luchar, que amas la vida por encima de todo y que cada día es un regalo. Nadie mejor que tú sabe lo que es el sufrimiento, te quedaste solita con 14 años,  pasaste por una perrera en la que pasaste frío, soledad y miedo. Estuviste a punto de morir en una operación de vida o muerte y aquí te tengo que reconocer, que incluso Ingrid y yo lloramos en silencio por ti cuando llevabas tan sólo una semana con nosotros y aun así, gordita, con tu avanzada edad, la anestesia, que te abrieron la tripita tuya tan gordita que tienes, saliste andando por tu propio pie, sacaste fuerzas de donde sólo tú sabes sacarlas y llegaste a casa llena de dolores, pero eso sí, con orgullo y con esas ganas de vivir tan grandes que te hacen tan especial. Gracias Keitty por enseñarme a vivir cada día a pesar de los problemas y de que parezca que la vida a veces se nos pone cuesta arriba, gracias por hacerme entender que cada día que pasa es un regalo y que nunca debemos darnos por vencidos por muy oscuro que amanezca.
    En un mes y medio que llevamos juntos podría seguir contando mil y una enseñanzas tuyas, como la alegría que nos contagias, tus energías, el respeto que demuestras hacia los demás, pero sería igual de extenso que escribir un Quijote.
    Sólo deseamos gordita, que algún día estés orgullosa de Ingrid y de mi, que podamos estar algún día a tu altura, que nos sigas regalando por mucho tiempo momentos inolvidables, que podamos devolverte el amor que nos das de una manera tan generosa. Gracias por ser tan especial y compartir tu vida con nosotros, imposible ya imaginarnos Ingrid y yo una vida sin ti, una parte de nuestros corazones te pertenece. La segunda oportunidad nos las diste tú a nosotros.

“No te rindas por favor, no cedas,Aunque el frío queme,IMG-20150331-WA0072
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños,
Porque cada día es un comienzo,
Porque esta es la hora y el mejor momento,
Porque no estás sola,
Porque yo te quiero”


PD.: ADOPTA UN PERRO SENIOR, DATE ESA OPORTUNIDAD.

Isaac

Mi pequeño destino

. Historias APAMaGueras

 

Xica1Todavía recuerdo el día que te conocí. Tenías tanto miedo que te acurrucabas para pasar desapercibida y te escondías detrás de cualquier cosa que te sirviera, ni siquiera te atrevías a moverte para no molestar. Y ahora que te miro y te veo tan simpática, alegre, tranquila, juguetona, obediente, cariñosa, lista y…comilona no puedo dejar de agradecer el día que me pidieron que te acogiera por miedo a que se te llevara un desconocido o algo peor. Y solo era por una semana y fíjate, ya llevamos juntas más de un año. Y aunque me hagas madrugar, salir a la calle aunque xicallueva a cántaros o haga un calor asfixiante, aunque tenga que perseguirte para que no cojas cualquier cosa del suelo, aunque mi casa esté llena de pelos, eres lo mejor que me ha pasado, la mejor decisión que he tomado. Cuando todo va mal o me siento triste, solo pensar que estás ahí es suficiente para sentirme un poquito mejor y lo más sorprenderte es que tú no haces nada, solo estar ahí, sentarte delante de mí cada vez que quieres algo y mirarme con ojitos tiernos para que te haga caso, pegar saltos cuando ves tu plato de comida en mis manos o ponerme los zapatos para salir, apoyar tu cabeza en mis piernas cuando me siento junto a ti y dejar que te acaricie la cabeza. Toda mi vida he oído o leído lo que la gente decía de sus perros, lo maravillosos que son pero nunca pude comprobarlo por mí misma hasta ahora y tengo que decir que todo era verdad. Espero que nunca más tengas miedo ni vuelvas a acurrucarte detrás de lo más mínimo para que no se te vea. Yo haré eso por ti toda mi vida porque para mí siempre serás la mejor perrita del mundo.

Te quiero Xiquitina.

 

Inyección energía positiva: Oscar (Goku)

. Historias APAMaGueras

 

Hola amig@s

oscar goku p

Os escribo para contaros como llegó este pequeñajo a nuestras vidas y cómo nos ha vuelto locos en todos los sentidos.

Un día de diciembre leí a través de vuestro FB la noticia de que se habían encontrado a un pequeñín en un contenedor. Era minúsculo y no tenía ni dos meses de vida. Sin pensarlo me puse en contacto con vosotras y me fui a verle por la mañana, esa misma tarde me lo traje a casa. 

Ya tenía otro perro, mayor, y aunque siempre pensé que cuando Goro, que es como se llama, ya no estuviera con nosotros no iba a tener otro, no me pude resistir a traerme al pequeñajo a casa.

Oscar goku

No me fijé en si era un perro de raza o no, eso no era importante. Ahora creemos que es un pequeño lebrel italiano o galgo italiano.

Al principio Óscar, que es el pequeñajo, al pobre Goro lo tenía frito, le mordía, se le subía encima... ahora cada uno ya tiene su sitio y se respetan y no pueden vivir el uno sin el otro.

Todavía no tiene 2 años y sigue siendo un perro inquieto, juguetón y muy muy muy cariñoso. 

Me encanta verle en el parque canino jugando y corriendo como un loco, y sobre todo me encanta como te recibe cuando llegas a casa, aunque sólo hayas ido a comprar el pan. 

Creo que el tener a los perros ha sido una de las mejores cosas que he hecho en mi vida.

Ahora no podría vivir sin ninguno de los dos!!!

 Oscar goku ygoro

Hasta siempre Trebol

. Historias APAMaGueras

 

Hace ya más de un año con gran alegría conseguimos rescatarte, habiéndole dado ya por perdido, y traerte a casa junto a tu compañera Menta.

Esa fue la primera de muchas alegrías que nos diste.

Gatazo imponente, ojos penetrantes, tamaño de pantera... mi preciosa pantera negra. Tan grande tu personalidad como tu cuerpo. Cariñoso, paciente con el peque, jugetón, gamberro, masajista de espaldas por vocación, aplasta-tripas... siempre buscando contacto, siempre dando amor y alegría.

Fuerte, con gran valentía superaste los problemas urinarios, dejándote tratar, confiando, siempre confiando. Gatazo fuerte, lo demostraste, pero por desgracia, no invencible... Y con el corazón roto, tenemos que decirte adiós. Agradecidos por todo el amor que nos has dado, por la alegría que desprendías, por las carcajadas arrancadas jugando, por compartir cama con nosotros todas estas noches, por estar siempre pegado a nosotros, como guardián, siempre velando, agradeciendo cada caricia con topaditas y amasamientos.

Te queremos mucho, Trébol. Siempre estarás en nuestro recuerdo, ocupando un lugar aún mayor del que físicamente ocupabas, mi enorme pantera negra.

RUMBA Y YO

. Historias APAMaGueras

Me gustaría hablaros de mi perra Rumba, adoptada a través de APAMaG. Mi hijo se encontró una gata y estuvimos buscando compañera para ella. A él le había mordido un cocker cuando tenía dos años y tuvo una especie de pseudofobia. Yo sabía que la solución era un perro y otra cosa que tenía clara era que la vía era la adopción porque en España se abandona a un perro cada tres minutos. Pero, ¿cómo hacerlo si no conocía ninguna organización?

rumba1Viendo el muro de mi prima Ester, se etiquetaba constantemente con perros de una ‘organización’ y pinché .De repente vi una camada de bretoncillos y yo, que hago las cosas a golpe de latido, me tiré al agua helada sin consultar y dije: “’¡¡¡Quiero una hembra!!!”.

APAMaG funciona de lujo. Rellene mi cuestionario y en dos días recogí en Ocaña al ser que me acompaña cada día en este mundo de locos y me hace la vida más fácil.

No hace falta que hables Rumba, me basta con tu presencia diaria, con tus lametazos en medio de mis pesadillas, con cómo quieres a mis niños… Da igual lo que dures, eres mi otro yo, mi compañera y amiga.

RumbaRumba3

Gracias, Rumba.

Feliz cumple, princesa. ¡¡¡Te quiero!!!

 

Busca a tu nuev@ amig@