Noticias de Eika

. Historias APAMaGueras

 

Hola Apamagueros,

Soy Eika, un perrita que rescató hace ya unos años APAMAG, tuve la suerte de tener una acogida genial junto a Malibú, Cris nos daba paseos enormes y un día nos presentó a Andrea, mi actual mamá. En ese momento, no me imaginaba que íbamos a pasar el resto de mi vida juntas, pero ella se enamoró de mí e insistió mucho para conseguir mi adopción.

Desde que llegué a mi casa todo han sido alegrías, mi tía Carla, que me mima demasiado, me compra un montón de regalitos, como esta cama enorme que me encanta y mi abuela Maite me da largos paseos y me hace comidas muy ricas. Yo a cambio, les doy abrazos y mucho cariño.

eika

 

Ha pasado sólo un año, pero ya he ido a la playa de Almería. No me gustan mucho las olas, así que, yo me quedaba debajo de la sombrilla vigilando a las gaviotas.

También he ido a Asturias, donde hice la ruta del Cares, me bañé en lagos y ríos e incluso hice el descenso del Sella en canoa. Me encanta la naturaleza y correr por el campo.

Yo estoy feliz por haber encontrado a mi familia definitiva, pero ellos me quieren mucho y mi presencia les ha cambiado la vida.

Por último, quiero dar las gracias a APAMAG por haberme dado la oportunidad de vivir.

 

Yo estoy feliz por haber encontrado a mi familia definitiva, pero ellos me quieren mucho y mi presencia les ha cambiado la vida.

Por último, quiero dar las gracias a APAMAG por haberme dado la oportunidad de vivir.

 

Gracias Kais

. Historias APAMaGueras

2015-08-18 13.17.53Es difícil describir con palabras como ha cambiado todo en los últimos 7 meses, y parece que fuera una vida entera. Una tarde de febrero entró por la puerta de nuestro piso un pequeño y a la vez gran ser, nuestro hoy en día queridísimo Kais.

Un animalito lleno de miedo, de inseguridades, de desconfianza en los mismos humanos que lo habían abandonado a su suerte en una perrera durante meses, hasta que Carmen, mi magnífica compi de piso, propuso convertir nuestro hogar en una casa de acogida.

Al principio nos debatimos entre recibir a un can joven o uno más mayor, pero lo tuvimos claro casi desde primera hora. Puede que de primeras buscáramos la tranquilidad que se presupone que aporta un perro más mayor, pero nunca nos hubiéramos imaginado la infinidad de cosas que nos iba a aportar nuestro chiquitín. Decidirnos por Kais, un perrito de 7 años de edad, supuso cambiar de lleno nuestra vida, sobre todo la mía. Lo digo hoy, un viernes 25 de septiembre, a unas pocas horas de acudir a la clínica veterinaria para finalizar los trámites de la adopción y convertirlo de manera legal en uno más de nuestra familia, si no lo era ya.

Un perrito mayor tiene mucha vida a sus espaldas, a veces demasiada. Muchas manías ya aprendidas, muchos miedos que puede que nunca lleguen a desaparecer, pero sobre todas las cosas mucho amor por recibir y mucho amor por dar. No sabéis lo que para mi ha significado ver como ha evolucionado tanto nuestro Kais, cómo se ha superado, cómo ha hecho frente a los problemas, cómo ha aprendido de nuevo a sonreír, a confiar en el mundo que le rodea, a correr sin preocupaciones con ‘toa’ la lengua fuera, a relacionarse con los demás de su especie como el perro más alegre y juguetón. Ha aprendido a saber aceptar que no todos los humanos somos iguales, que hay una nueva vida por delante, una que él quiere aprovechar.

No sé que fue de Kais antes de que entrara en la perrera, ni antes de llegar a nuestras vidas, pero no me hace falta. Me basta con saber que ya está con nosotros, que está en un lugar en el que todos le queremos y le apreciamos. Somos conscientes de que aún le queda mucho camino por recorrer, pero sabemos que poco a poco aprenderá a superar sus miedos, cada vez más, y nos encantará verlo y hacerlo a su lado, tanto a mi, como a Carmen, como a mi familia en Córdoba, como a todas y todos nuestros amigos y amigas que tanto amor le han dado a Kais en estos meses.

Adoptar a un perrito senior puede convertirse en una experiencia maravillosa, una auténtica lección de vida para todas y todos: no importa lo duro que haya podido ser nuestro pasado, las veces que caigamos, siempre habrá un futuro bonito por el que luchar, por el que levantarnos de cada caída, como ha hecho Kais. Por todo esto, por brindar una segunda oportunidad, por todo ese cariño mutuo que nos queda por recibir, os animo a todas y todos los que leáis esta pequeña declaración de amor perruno que adoptéis a un  perrito mayor, porque cambiando la vida de un Kais, cambiareis para siempre las vuestras.

Sólo me queda decir: Colmillito blanco, esto va por ti, porque donde vayas tú, iré yo, porque donde vaya yo vendrás tú, porque yo ya no soy uno solo. Gracias por llegar a nuestras vidas, y sobre todo por llegar a la mía, sólo te deseo que sientas la misma felicidad que yo siento hoy en día cada vez que te veo disfrutar de tu nueva vida. Te queremos Kais, te quiero gordito.

PD: Gracias APAMaG, sin vuestra dedicación seguramente Kais no estaría hoy aquí con nosotros.

 

Cuando Arya eligió formar parte de nuestra familia

. Historias APAMaGueras

 

Arya era nuestra apamaguera más veterana, laArya ADoptada02 que más tiempo llevaba en adopción. Sin embargo, todo lo bueno llega y hace unas semanas encontró a la familia de su vida. Aqui está su experiencia contada por su nueva familia.

Sombra: “Respetar a los animales es un deber de todos. Quererlos, privilegio de unos pocos”

. Historias APAMaGueras

Llegó el verano! Casi todos, en mayor o menor medida, esperamos con ganas esta estación: el sol se deja ver, nos desprendemos del abrigo y llegan las esperadas vacaciones. Y a pesar de todo, una vez llegado el verano pasamos gran parte de él buscando una preciada sombra!

Pero la llegada del verano trae consigo un drama que nos acompaña cada año: los abandonos de animales se disparan. Detrás de la felicidad de muchos se esconde la desgracia de muchos otros, algunos que incluso no volverán a disfrutar de esta ni de ninguna estación, ya que morirán atropellados en las carreteras, por desnutrición y deshidratación o a manos de la administración de la que todos formamos parte, cuya solución será sacrificar a gran parte de estos animales, culpables únicamente de haber caído en manos de unos dueños incapaces de cumplir un DEBER universal: el respeto a todos los seres.

Entre tanta injusticia, tratando de ver el lado positivo a este drama, algunos tendrán suerte y pasarán de estar al lado de esos seres desgraciados incapaces de respetar y querer, a encontrar un compañero que tendrá el privilegio de quererlos.

Para mí este verano comenzó sin sorpresas: ganas de sol, de disfrutar de unas vacaciones... y al final de un largo día, buscando una sombra! Y la encontré! La encontré en mitad de la carretera. Una sombra desorientada, desconcertada por la nueva situación en la que se encontraba, mirando a todos los conductores que miraban hacia otro lado esperando que alguno de ellos fuera un privilegiado, o al menos una persona que cumpla con su deber.... Bastó con bajar del coche para que se tirara a mis brazos desesperada, pareciendo pensar: ¿que ha pasado? ¿Que he hecho mal? ¿Dónde está mi familia? ¿Cuándo vuelven? Necesito que vuelvan..... y yo no pude darle una respuesta, solo sentirme en parte aliviada porque entre tanto sol había encontrado una sombra...

sombra 1Conozco muchas clases de perros: juguetones, con carácter, miedosos, tranquilos, obedientes, caprichosos, algunos que no superarán el trauma del maltrato y otros que tardarán en hacerlo,... y existen también los perros-sombra, perros con todavía mayor amor hacia los humanos que el resto, tan incondicional que desconcierta. Son aquellos que pase lo que pase están ahí, no hay nada que pudiera hacerles cambiar de idea. Para ellos no existe el enfado, ni los reproches ni dudas hacia unos seres que dejamos mucho que desear. Personalmente me sorprende: cómo tras haber recibido el peor de los tratos pueden mantener intacta esas ganas de querer a las personas. Ni un momento de duda. Ni uno solo. De esta clase es la pequeña que se cruzó en mi camino, y por eso la hemos llamado SOMBRA.

Son muchos los perros que esperan una nueva oportunidad. Sombra es uno de ellos y hay una cosa que sé segura, y es que quien se fije en ella será afortunado: en invierno y en verano, en los buenos y en los malos momentos, de día o de noche... su Sombra estará ahí.

Lecciones de un perro adulto, Keitty

. Historias APAMaGueras

IMG-20150331-WA0071-1Cuando estudiaba en la Universidad llegué a pensar que la educación era cara, hasta que alguien me dijo que si la educación era cara imaginase lo cara que podía salir la ignorancia. Hoy debo reconocer, que lo que sentí cuando llegaste a casa, era absoluta ignorancia.
    Gracias a la valentía de Ingrid, nuestra infatigable compañera de viaje, que tanto nos cuida y nos mima a los dos, por traerte a casa y a tu tesón y fortaleza, puedo decir bien alto y orgulloso, lo que es compartir tu vida con una gordita de casi 15 años que me educa tanto. Puede parecer extraño que una perrita adulta eduque a un humano pero, sí, gordita, tú lo haces a diario.
    Recuerdo cuando llegaste a casa por primera vez, tu lenguaje corporal, tus ojos delataban miedo, andabas de un lado a otro sin sentido, sin rumbo y con la mirada perdida, quizás puesta en tus recuerdos, quizás en tus pensamientos de que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor, pero, ¿sabes qué,  gordita? Rápido te repusiste al cambio, rápido te adaptaste a tu nueva vida, rápido venciste tus miedos y a mi, gordita mía, me diste la primera lección. El miedo se vence si uno está dispuesto a vencerlo, que el cambio puede ser positivo y que las cosas negativas que nos ocurrieron en el pasado, no pueden regresar al presente para robarnos energía.
    La segunda lección que recibí de ti, qué importantísima a pesar de tus duras vivencias, a pesar de mis pequeños enfados contigo, me demuestras que más que un amor perfecto, se debe amar de verdad, sin esperar a recibir nada a cambio, que el amor debe ser sincero, puro y limpio. Cada mañana aunque te cueste levantarte de tu camita y aunque te haya regañado la noche anterior, me recibes con la más limpia de tus miradas, con el más puro de tus gestos, con el más sincero de tus besos. Corres a saludarme y darme los buenos días aunque tus huesitos frágiles te duelan. Por las noches no te duermes sin antes despedirte de Ingrid y de mi y ver que nos encontramos bien, y todo ello gordita, sin guardarnos ningún tipo de rencor, sin que pase ningún día en el que lo demuestras y queriéndonos tal y como somos.
    Otra lección que me enseñaste pequeñaja es que para vivir, es obligatorio luchar, que amas la vida por encima de todo y que cada día es un regalo. Nadie mejor que tú sabe lo que es el sufrimiento, te quedaste solita con 14 años,  pasaste por una perrera en la que pasaste frío, soledad y miedo. Estuviste a punto de morir en una operación de vida o muerte y aquí te tengo que reconocer, que incluso Ingrid y yo lloramos en silencio por ti cuando llevabas tan sólo una semana con nosotros y aun así, gordita, con tu avanzada edad, la anestesia, que te abrieron la tripita tuya tan gordita que tienes, saliste andando por tu propio pie, sacaste fuerzas de donde sólo tú sabes sacarlas y llegaste a casa llena de dolores, pero eso sí, con orgullo y con esas ganas de vivir tan grandes que te hacen tan especial. Gracias Keitty por enseñarme a vivir cada día a pesar de los problemas y de que parezca que la vida a veces se nos pone cuesta arriba, gracias por hacerme entender que cada día que pasa es un regalo y que nunca debemos darnos por vencidos por muy oscuro que amanezca.
    En un mes y medio que llevamos juntos podría seguir contando mil y una enseñanzas tuyas, como la alegría que nos contagias, tus energías, el respeto que demuestras hacia los demás, pero sería igual de extenso que escribir un Quijote.
    Sólo deseamos gordita, que algún día estés orgullosa de Ingrid y de mi, que podamos estar algún día a tu altura, que nos sigas regalando por mucho tiempo momentos inolvidables, que podamos devolverte el amor que nos das de una manera tan generosa. Gracias por ser tan especial y compartir tu vida con nosotros, imposible ya imaginarnos Ingrid y yo una vida sin ti, una parte de nuestros corazones te pertenece. La segunda oportunidad nos las diste tú a nosotros.

“No te rindas por favor, no cedas,Aunque el frío queme,IMG-20150331-WA0072
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños,
Porque cada día es un comienzo,
Porque esta es la hora y el mejor momento,
Porque no estás sola,
Porque yo te quiero”


PD.: ADOPTA UN PERRO SENIOR, DATE ESA OPORTUNIDAD.

Isaac

Busca a tu nuev@ amig@