Ser casa de acogida

. Historias APAMaGueras

En los 7 años que llevo acogiendo perros he perdido la cuenta de las veces que la gente me ha preguntado si luego no me da pena darlos en adopción. He de confesar que sí, da pena, pero también es verdad que con el tiempo vas tomando conciencia de que tu labor es darles un hogar de tránsito entre el abandono y la adopción. No voy a negar que al principio, puede que incluso con los primeros 10 o 15 perros, las despedidas son duras y no puedes evitar pensar que el perro se sentirá momentáneamente abandonado por ti, hasta que se acople a su nueva familia, proceso que no suele ser largo.
Con más de 50 acogidas a mis espaldas he de confesar que esta labor engancha. Son tantas las satisfacciones que te dan estos animalitos que compensa con creces el mal rato que puedas pasar cuando los das en adopción. Ver cómo cambian desde el primer día que entran en casa sucios, despeluchados, muchos de ellos con miedo, incluso pavor, estrés,... no tiene precio. Yo debo mucho a todos los perros que han pasado por casa, de todos he aprendido y todos me han dado todo el cariño del que son capaces, ¡¡que es mucho!!
Si tuviera que contar mi relación con todos los perros que he tenido en acogida, necesitaría casi un libro para ello, pero voy a centrarme en 3 experiencias:


94bAyla, una podenca de unos 4 años, llegó a mi casa asustada y sin haber conocido el calor de un hogar; tenía miedo y no sabía lo que eran las caricias, pero además, vino con sorpresa; tan sólo 4 días después de llegar a mi casa parió 4 cachorritos. Fue una experiencia increíble, pero supuso que la población canina de mi casa pasara de 3 a 7!!
Ayla, además de criar muy bien a sus 4 cachorros, poco a

NIKA, de la perrera a las carreras

. Historias APAMaGueras

Nikacorriendo

El encuentro con Nika fue casual, fue el destino, fue eso a lo que llaman suerte. Cuando decidí hacerme casa de acogida, tenía claro que debía ser una hembra, pues ya tenemos un perro, Jambo, me puse en contacto con Apamag, y la perrita con más urgencia era ella. La anterior casa de acogida se mudo de ciudad y ya no podían hacerse cargo. Nika, ha pasado el primer año de vida en la perrera, esos momentos donde lo más divertido para un perrito es jugar, relacionarse y disfrutar de ser un cachorro. Después de alguna otra casa de acogida, acabó en la mía, y definitivamente no pude despegarme de esos ojos que te miran y te hablan. Nika, ahora es feliz, disfruta de la compañía de todos los perros de la familia ( y son unos cuantos, nada menos que 7!!!). Se lleva genial con todos, es cariñosa, friolera, juguetona…y la encanta correr.

A nosotros nos gusta el deporte, salir a correr, pasear por el campo, por el monte... Por eso, yo me acabo de iniciar en el deporte de Canicross, carreras de dueños con sus perros, y siendo conscientes del potencial y el porte de Nika, no dudamos en correr junto a ella. Bueno pues el resultado de su primera carrera no ha podido ser mejor: ganó junto con Abel, la categoría popular del último Canicross en Guadalajara. Y ya estamos empezando a entrenar para la próxima temporada.

Los perros de las perreras, saben lo que es la soledad, la tristeza, el no moverse de su chenil, no poder correr, no poder pasear…pero está claro que con una familia que les quiera, y que sepa sacar lo mejor de cada uno de ellos, son animales que estarán eternamente agradecidos.

Desde estas líneas os animo a todos y todas a que conozcáis la labor de Apamag, a sus voluntarios y a sus perros en adopción, os estarán eternamente agradecidos.

Nikaganadora

Nikayfamilia

 Ana Dominguez

Una despedida muy amarga.....Lúa pequeña, sé feliz al otro lado del arcoiris

. Historias APAMaGueras

Lua despedida

Las despedidas siempre son difíciles, sobre todo cuando sabes que no volverás a ver al amigo del que te despides. Esta vez, la despedida es además de difícil, muy amarga.

Nuestra lobita, nuestra Lúa, nos ha dejado, no ha podido sobrevivir a la enfermedad que la ha destrozado el hígado y los riñones y el pasado miércoles día 4 de julio tuvimos que ayudarla a pasar al otro lado del arcoiris para que no sufriera. Nuestra compañera Marta la acompañó en sus últimos momentos de vida, la acarició por todas y cada una de las personas que la hemos conocido, que la hemos querido, que la hemos besado y que un día prometimos que la sacaríamos de la perrera. Sí, cumplimos nuestra promesa, pero llegó demasiado tarde.

Lúa pasó un año aproximadamente en la perrera, de donde, aunque aún no lo sabíamos, ya venía enferma con el Síndrome de

Llegó tu momento... por fin

. Historias APAMaGueras

 

Carlos-y-Cancho

Uno de nuestro perretes más veteranos por fin ha encontrado a su familia definitiva. Cancho (antes Baku) salió de la perrera en el mes de Marzo del 2012 y a pesar de ser un perro "modelo" nadie se fijaba en él. 

Adiós pequeño Bat, nos veremos al otro lado del Puente del Arco Iris

. Historias APAMaGueras

in memoriam batEsta es la peor noticia que he tenido que dar desde que estoy en APAMaG, la peor noticia para mí y para todas mis compañeras. Para mí y para todas las personas que han colaborado en tu búsqueda, que han sido muchas. La peor noticia en mucho tiempo.

Nuestro pequeño Bat murió

Busca a tu nuev@ amig@